25 de octubre de 2021

PURO SER de VILLAR BOU con ilustraciones de FELICIA PUERTA.




PURO SER ( EDICIONES CANIBAAL. LIBROS DEL BAAL. 2020 ) de  VILLAR BOU e ilustraciones de  FELICIA PUERTA

Es mucha la información que podemos  obtener de José Miguel y de Felicia consultando Google o preguntando a su familia y amigos, pero nada comparable con la que se desprende de su obra.

Estudiar su obra, no precisa intermediarios, solo dejarse llevar y disfrutar de su arte; pictórico en el caso de Felicia y poético en el de José Miguel.

El poeta en este primer poemario " Puro ser" ilustrado por la obra de Felicia Puerta, se muestra como un espectador atento de todo lo que le rodea:  las hojas, las flores, su gato, los insectos, la montaña, la Luna... Y se recrea en la perfección de la naturaleza " los perfectos dibujos que trazan las moscas en el aire"" La sapientísima forma en que una hormiga sigue a otra"...A veces  incluso su imaginación le lleva a convertirse ( fundirse) con ese todo que le apasiona.


Ilustración del poemario 
Autora : Felicia Puerta  

Abro las puertas de la imaginación 

y me convierto en todo.

En las voces que me rodean,

en el pájaro que observa desde el nido, 

siempre amenazado.

En la hormiga

que sigue a otra hormiga. ...

                                                                     

Algo que me ha llamado la atención en el poemario es la constante alusión a la luz, como origen de todo lo material, incluso le dedica un poema. Felicia entiende este reclamo y lo plasma en sus obras como una simbiosis puntual de letra y arte, como gemelos que comparten las mismas sensaciones, derramando un gran abanico de formas y tonalidades con las que la autora otorga la impronta de su arte pictórico a la poesía de José Miguel.

Ilustración del poemario 
Autora : Felicia Puerta  

Hay un reclamo

en el modo en que la luz 

revela las cosas,

penetra a través del cristal.  ...






En su obra, el poeta se presenta como un hombre tranquilo, sereno y amante del silencio, tan necesario para ahondar en las raíces de la naturaleza de la creación. Los que conocemos a Felicia sabemos que son también cualidades de la artista patentes en su arte.

Existe además en su obra una fusión entre el mundo onírico y el mundo real, ocupando a veces mayor espacio el primero. Sus alusiones a lo que hay tras el espejo, las paredes de, su cuarto, su camino por el Jardín... nos muestran además, una gran imaginación, ingrediente básico en la poesía.

Para concluir esta reseña cabe indicar que leyendo este poemario se revive la llama del poeta que siente bajo su piel el mundo que le rodea, con el valioso apoyo de la imagen como sentimiento compartido.

 

Enlace de compra : 

https://www.canibaal.es/producto/puro-ser/.



                                                                                        Autora de la reseña :

Lucrecia LópezGuirao

Poeta




José Miguel Vilar-Bou (Alfafar, 1979) .  Escritor y periodista. Es autor de varias novelas y libros de relatos de género fantástico y de terror, además del diario-reportaje «Diario de un músico callejero». Ha cultivado también la literatura infantil como seleccionador en «Contes que porta el vent» y como escritor en los cuentos-app «Rom y la ballena de los sueños» y «Los viajes de Aladino y Simbad» de Belmontis Publishers. 

Sus crónicas, reportajes, entrevistas y piezas de ficción se han publicado en varios periódicos de tirada nacional . En la actualidad publica entrevistas y reportajes en la edición de eldiario.es de Murcia, ciudad donde reside. Aunque escribe poesía desde la infancia, este es su primer poemario.




Felicia Puerta Gómez (Murcia, 1967) es Doctora en Bellas Artes. Compagina la actividad docente en la Universidad Politécnica de Valencia, con la actividad profesional. Su investigación académica se ha centrado en torno al análisis de las formas y la expresión matérica, desarrollando su obra dentro del lenguaje de la abstracción; ha realizado muestras individuales y colectivas a lo largo de tres décadas, en instituciones públicas y galerías de arte de Valencia, Murcia y algunas internacionales, como la del MAC de Santiago de Chile o L´Atelier 340 Muzeum, en Bruselas. Es miembro del comité científico de la revista de Investigación en Artes y Letras: Sonda y publicado libros sobre metodologías del análisis del arte y sistemas de representación, así como varias publicaciones sobre su obra.


18 de octubre de 2021

Francisco Caro.- Aquí


 


Francisco Caro (Piedrabuena, 1947) se licenció en Historia Moderna y Contemporánea. Ha ejercido la docencia. Reside en Madrid, en donde vive a tiempo repartido con su pueblo natal. Su primer libro de poesía escrito y editado fue Salvo de ti, que apareció en 2006. Desde entonces ha venido publicando con cierta periodicidad.

A principio de 2021 publicó Aquí ( MAHALTAediciones ) y últimamente  En donde resistimos ( Ed. Hiperión ) Premio. Valenciá. Institució Alfons el Magnánin 

En el trascurso ha recibido algunos reconocimientos, entiéndanse por tales los premios Juan Alcaide, Jovellanos, Ciudad de Alcalá, José Hierro, Leonor y González de Lama, entre otros. En el año 2019 apareció una antología de su obra bajo el título Este nueve de enero. 

Mantiene el blog Mientras la luz.

En este espacio  vamos a hablar sobre Aquí,   editado por  MAHALTA ediciones 

Entrevista a Francisco Caro 

1.- Además de todo lo que ya se ha escrito sobre el significado /simbolismo de la palabra "Aquí" en tu poemario, no hay que olvidar que el libro lleva casi un año en la calle, yo añadiría una más, que es una forma de ponderar / apoyar / anunciar esa editorial que se inicia con tu libro, como diciendo: Aquí publico . Y te pregunto ¿Qué parte del éxito de un poemario en particular, o de un libro en general, le corresponde a la editorial en la que se ha publicado?

 

Has sugerido en tu pregunta inicial un nuevo significado al título, que asumo. La decisión de publicar este libro en un lugar cercano a mi tierra ayudó a crear la editorial Mahalta, y dio presencia novedosa a ambos. Aquí es mi tierra, mis años, lo vivido. Es un hecho que la creación de la editorial lo ha arropado y le ha añadido intención. Editorial y libro se acompañan. Como autor estoy más que satisfecho en haber colaborado en el nacimiento de Mahalta, en haber iniciado casa nueva para mí y para otros, para todos.

 

2.- Otra particularidad de este libro la encontramos en el prólogo, que también es un poema de tu autoría y escrito para la ocasión, igual que el epílogo, grandes poemas ambos.  ¿Qué le aporta el prólogo a un libro?

 

El poema prólogo es una declaración de intenciones, un testimonio que me sitúa y pretendo que sitúe al lector ante lo que sigue. Creo que los poemas que luego se suceden intentan responderle y/o caminar por sus coordenadas. El poema epílogo viene a recoger siembras, a decirnos, que la vida es un viaje, a veces lineal, pero en la mayoría de ocasiones espiral, que consiste en dar vueltas a las mismas esperanzas y obsesiones, aunque lo disimulemos ampliando curvas y horizontes.

 

3.- Tu verso, aparentemente fácil, tiene una sonoridad y un ritmo que ha hecho que algunos de tus poemas los relea en voz alta. Ritmo y sonoridad que consigues con la métrica, e incluso, las rimas que utilizas son suaves lo que denota un gran oficio adquirido a través de los años ¿Sientes en algún momento que el mantener esa métrica/ ritmo te encorseta, como opinan algunos poetas exponiendo que esa sea la causa para que ellos no la utilicen?

 

Cada uno escribe como puede y como quiere, faltaría más. Suelo decir que, para mí, el lenguaje poético, necesario para que haya poesía, precisa tanto de tensión entre las palabras como de cadencia, de musicalidad, algo que se propicia con el orden y los acentos; también con las medidas extensiones, los silencios, las pausas. Lo procuro. Me incomoda el desaliño, me incomoda lo superfluo, las palabras que no trabajan. A veces utilizo las rimas suaves, lejanas. Si acuden con humildad, suelen ser bienvenidas.

 

4.- Al leer tus poemas he tenido la sensación de tener en mis manos tu diario. Unos poemas muy emotivos, llenos de nostalgia, de recuerdos, de vida, tu vida. He leído que en alguna de las reseñas que te han hecho, si no recuerdo mal, dicen que es el más intimistas de tus libros ¿Tú lo ves así también? 

 

Sí, estoy de acuerdo, acepto la afirmación. Son poemas en los que intento acercarme a mis circunstancias. A mis recuerdos, a mis afectos, a los baúles del presente y el pasado, que nunca he entendido como una rémora sino como un tesoro a conservar, porque nos conforma y sostiene ante lo otro y los otros. Hay menos abstracción, menos carga conceptual que en otras entregas y más tacto, más piel, más de lo que suele significar el abrazo con la vida. Tampoco hay queja elegiaca, sino gratitud. Alguien ha dicho que es un libro de amor.

 

5.- En la solapa nos adviertes de varias cosas sobre los poemas, entre ellas: que están escritos entre 1998 y 2020, que quince de los poemas que aparecen han sido publicados con anterioridad, y tildas a tus poemas de cordiales, terreños y compasivos, y les pides a esos poemas que te perdonen por ello.  ¿Qué te tienen que perdonar, el que digas eso de ellos, o por haberlos escrito así? ¿Qué significa para ti que un poema sea compasivo? 

 

Cierto, una cuarta parte de los poemas han sido rescatados, habían aparecido en otros libros anteriores, pero esta es su casa, el rincón donde se sienten acompañados. El algunos del resto han sido escrito a lo largo del tiempo citado y en su mayor parte en el año 2020, ese año extraño. Digo que cordiales porque tienen su origen en el corazón, terreños porque son indisociables, salvo tres, de mi vivir en mi tierra, en Piedrabuena, y compasivos porque viven y padecen conmigo, van a mi lado y a mi paso durante el paseo sin preguntas ni reproches. Lo del perdón es porque me enseñaron que los poemas no deben ser adjetivados, que los poemas simplemente son.

 

6.-Voy a destacar los poemas Aquí y Alba en el patio, ambos son excepción con respecto a los demás que componen el libro. Aunque los dos se ubican en el patio, Aquí es un poema breve, pero de gran intensidad e importancia dentro del conjunto, tanto que da nombre al libro; y Alba en el patio, por lo contrario, por su extensión, un poema contenido, una reflexión serena, un diálogo con la naturaleza que te rodea. ¿Suelen ser estos poemas (tan cortos/ tan largos) una excepción en el conjunto de tu obra?

 

Los cortos no son excepción, los de mayor extensión, sí. Pero es que sucedió que el poema Aquí era imposible continuarlo, no se dejaba. Por el contrario, el poema Alba en el patio no quería terminarse, y yo tampoco deseaba desairarlo. A veces sucede y hay que dejarse llevar. Aunque reconozco que, cada vez con mayor frecuencia, los voy dejando prolongarse cuando así lo piden, en la procura que no se suelten de la mano.

 

7.- Se van leyendo los poemas sin nada que te distraiga, salvo la separación de las partes como no podía ser de otra forma, y es al final cuando, de golpe, te llegan todas las dedicatorias juntas y, algunas me han hecho volver al poema correspondiente. ¿Por qué hacerlo así?

 

Por lo que has señalado, creo que las dedicatorias y las citas que encabezan los poemas distraen al lector, perturban los hilos del discurso y, salvo excepciones, no añaden. Y todo lo que no suma resta. Solamente en dos ocasiones he considerado necesaria la cita previa, porque fueron generadoras del poema. Las dedicatorias son asunto entre el autor y los señalados, el lector normal no tiene por qué soportarlas, es mejor no obligarle a su lectura. Por eso las he apartado del corpus general. Pero dicho esto, están porque lo deseo y me era preciso explicitarlas.

 

8.- ¿Hay alguna cosa más que quieres añadir sobre tu libro o sobre algún otro tema?

 

Poco más, sino agradecer tu lectura y tu atención, así como dejar dicho la sorpresa que me ha producido la enorme difusión del libro, apoyada primero en la amistad y luego en el boca a boca. Ya sabes los problemas de distribución en las editoriales pequeñas. Los libros suelen obtenerse pidiéndolos en librerías, que te los encargan, o bien en la web –Mahalta.es– de la editorial, que los remiten con prontitud. La poesía es nuestra casa. Y la de los libros.







 Si quieres leer lo que se ha dicho sobre este libro , te dejo el enlace 

https://mientraslaluz.blogspot.com/p/once-textos-nacidos-con-voluntad-de.html


Aquí  un libro que sigue vivo y al que, su autor, le sigue añadiendo páginas 

           Fuenteagria


Aquí,

donde el agua dorada

 

aquí,

disputándole el sitio a los hondos veneros

 

bajo hierbas sin nombre,

hojas secas y sombras,

donde tanto jugué

y en donde tantos juegan todavía

 

donde perdieron

los olmos negrecidos su batalla,

aquí, entre los nuevos,

los inocentes álamos

blancos que ya no los recuerdan

 

aquí el hoyo

 

aquí la rota

arcilla que contiene

los instantes de luz, lo malvivido,

las renuncias, la plata

 

la hucha del vivir y sus pedazos.

 

          17-0ctubre -2021

Pedidos :      mahalta@mahalta.es

11 de octubre de 2021

Asunción Caballero .- Agua

 

Asunción Caballero (Mascab)

Graduada en Educación. Escritora y  gestora altruista y solidaria de eventos sociales y culturales. Su obra ha sido recogida en numerosos volúmenes antológicos. Ha cosechado premios y reconocimientos tanto por su labor cultural como por su obra literaria, y,  ha sido traducida y publicada en otros idiomas como el rumano, alemán, polaco, árabe, chino, inglés y portugués.

Tiene publicados los poemarios: Las mujeres que habito (2015), Pronombres (2016) traducido y editado en árabe y polaco, Los zapatos del indigente (2018) y Agua (2021). En narrativa, ha publicado el libro de relatos La dualidad de los espejos (2020).

Antóloga de NEcesarias PALabras (2015), Flores del desierto (2016), Salam (2017) Caminos sin fronteras (2020).

También altruista y desinteresadamente, dirige la colección  de poesía y narrativa «La palabra inquieta» en la editorial Nuevos Ekkos y es impulsora y directora ejecutiva de la revista cultural  Aschel Digital (ISSN  2605-0307).


Aquí vamos a hablar de Agua,  su último poemario,  publicado en mayo de 2021 por la Ed. Nueva Estrella . Colección  Istanbul 

Entrevista a Asunción Caballero

1.- “Agua”,  miro la portada y me hace preguntarme. El agua ¿Es mujer?

El agua es femenino, solo que, como sucede históricamente con la causa de las mujeres, al sustantivo le acompaña un artículo en masculino por... no, no voy a ir por ahí.

Agua es femenino, y La RAE lo explica muy bien desde las reglas gramaticales y la fonética española. Pero tomando distancia de la gramática y sus usos, a los que respeto, voy a permitirme decirte que quizá le acompaña el artículo masculino porque agua es la mayor parte del planeta Tierra,  y si tierra es femenino y lleva su artículo en género femenino, y agua también lo llevara ¿Dónde quedaría la masculinidad? Ten en cuenta que son dos elementos muy importantes de nuestro planeta y además, son símbolos de vida, de la tierra florecen las plantas gracias al agua que la riega y nutre.

Es verdad que hay otros elementos que son más masculinos como el aire, el oxígeno, el fuego…¿y tú me preguntas si agua es mujer?

Te responderé que dicho todo lo anterior, si hablamos de mi libro, “Agua” puede parece a veces mujer, a veces hombre. Quizá por esa ambivalencia del artículo que la acompaña cuando no va sola. Y por esto, no le puse artículo. Consentí en que fuera ella con todas sus vestimentas y sexos. Que fuera su "ello" más auténtico, que fuera “AGUA”

2.- “Agua” un libro que además de ser novedad en sí mismo,  nos trae otras, como por ejemplo, abre una nueva línea editorial y tiene una maquetación diferente entre otras cosas.

¿Qué aporta todo eso a un libro ?

Pienso que ser el número uno está muy sobrevalorado. Pero no puedo negar que me hizo muchísima ilusión que Isabel de la Cruz, directora de la colección Istanbul de la editorial Nueva Estrella, quisiera un libro mío para iniciarla, ya que es muy gratificante que tu libro sea el abanderado de una colección o una editorial.

En cuanto a la maquetación, en principio me resultó un poco extraña, ya que no es normal que los libros de poesía vistan con lo que se llama “camisa” como sí es habitual en libros de narrativa. Y que además, la camisa partiera de una fotografía mía, ya sí que me dio muchísimo reparo. Porque aunque no lo parezca, soy muy tímida. Y por otro lado, la cubierta del libro lleva una obra preciosa del autor plástico Aris de la Cruz, a quien admiro muchísimo y en mi opinión, la cubierta del libro con esa obra, por sí sola queda preciosa y muy en sintonía con el poemario.

Por mi recelo al tema de la camisa con mi foto, Lidia González, mi editora, decidió que para la primera tirada de libros, iba a editarlos con y sin camisa. Sin embargo, durante las presentaciones que hemos hecho y las firmas en distintas ferias del libro, ha sido una sorpresa comprobar que al público en general prefería adquirir los libros con camisa antes que los que no la llevaban. Por lo que la segunda tirada y sucesivas, si se hicieran, el libro llevará camisa.

Y es curioso, porque autores que han ido posteriormente a la editorial, han preferido que sus libros vayan en la colección Istanbul, precisamente por su formato y maquetación.

3.-Conseguir que todos los poemas que componen un libro tengan la misma temática o hagan alusión a ella de una u otra forma, no es fácil, y tú lo has conseguido .

¿Ha sido una meta propuesta o han ido surgiendo con el tiempo?

La idea de dedicar un poemario al tema del agua, llegó en una etapa de mi vida en la que vivía muchos cambios, y que, para serenarme, necesitaba los brazos de mi madre y la tranquilidad que me transmite el mar y las Salinas de San Pedro, que es un esplendor de vida marina y morada de diferentes y magníficas aves.

Esta temática, el mar, las salinas, las aves, mi madre…fueron los primeros versos de este poemario que más tarde, decidí que se dedicara por completo al AGUA.

4.- Otra novedad que podemos destacar es su contenido. Estás considerada una poeta social por la mayoría de tus lectores, y, sin embargo, en este libro dejas un poco al margen esa faceta y nos muestras tu yo más intimo.

¿Este cambio se debe al hecho de mezclar tus letras con el agua del mar, del río, de la lluvia, e incluso,  de las lágrimas?

No sé qué decirte Chelo, hay causas sociales que me mueven mucho y que estarán siempre en mi poesía de una y otra manera. Incluso en AGUA, que es, hasta ahora, el poemario más intimista que he publicado, lleva poemas de temática social, como Los niños cenicientos y Polvo y cenizas, que, en la última versión del libro, van traducidos al árabe y al gallego por mis amigos poetas Abdo Tounsi y África Sánchez, a quienes además, podemos escuchar recitar estos poemas por el código QR que se ha incluido en ambos poemas.

Pero volviendo a tu pregunta de qué ha influido en mí para que estos poemas sean más intimistas de lo habitual, recupero mis palabras de más arriba para decir que el momento que vivía cuando escribí los primeros versos de AGUA, fue un tiempo convulso en el que la búsqueda de mi yo más personal era una constante en aquellas horas. Y creo que esto es lo que más ha podido influir en AGUA.

5.-En este poemario, por el hecho de ser más intimista nos dejas ver tu rebeldía, también en su forma más intima y nos dices:

Madre/ encerrada en tu mano/ soy arena ./ …/… me escapo entre tus dedos

¿Has conseguido de verdad escaparte? ¿De que forma te ha ayudado la poesía  a conseguirlo? 

“Escapar de la madre”, creo que daría para un ensayo sobre ello. Para concretar una respuesta podría tomar el pulso que requiere el ánimo rebelde de una adolescente y en la otra orilla de esa misma respuesta, la serenidad de una mujer que a la vez ha sido madre y ha sentido en sus tripas lo que significa lidiar con hijas adolescentes.

Voy a intentar responder desde la visión de ambas personalidades de esta mujer que soy hoy: De adolescente, creía escapar de las manos de mi madre. Pero ahora, he comprendido que en aquél entonces, solo me escondía de su mirada porque ella siempre supo dónde estaba mi escondrijo.

Es difícil escapar de la madre. Los psicólogos podrían hablarnos mucho sobre este tema y yo no lo soy. Puedo hablarte de mi lucha contra sus dictámenes, de mi empeño en tomar distancia de sus credos… y que, con el pasar de los años, he conseguido tras muchos intentos fallidos, reconciliarme con mi madre, que no es otra cosa que disculparme por el daño que la pude hacer entonces y a la vez, perdonarle a ella que no supiera entender que yo no era como ella me pensaba, que yo necesitaba un credo nuevo, más a la mi imagen y semejanza de otras mujeres, que a las suyas.

Si nos sumergimos en este poemario, como veo que tú lo ha hecho, se puede ver que "agua" es sinónimo de madre en diferentes versos, porque el agua nos nutre, nos levanta en sus olas-pedestal, nos sumerge para que aprendamos a nadar contra corriente, nos lava, nos sana como una madre. Por esto, quise que este libro dedicado al agua, fuera a su vez, un obsequio para mi madre. Algo así como decirle "mamá, por fin me reconozco en tí".

Si. Creo que la poesía me ha ayudado a escaparme de muchas cosas, principalmente, a soltarme de mí misma tirando de un hilo que desmadejaría la urdimbre de mi vida. A veces, esta nueva libertad me ha dado luz y a veces, me ha mostrado demasiadas sombras.

Ese poder tan grande tiene la poesía.

6.-La mayoría de los poemas de Agua,  son más cortos que los que hemos leído en tus libros anteriores y me/te  pregunto ¿Sientes pudor por mostrar a la mujer que habita en Mascab?

¡Siii, claro que sí! Pero también es verdad que no soy de poemas largos, estos son una excepción en mí.

Sin embargo, ya en este poemario, trataba de ser concisa, de jugar a contar una emoción sin hablar mucho del sentimiento que la provocaba. Y evidentemente, eso me llevó a ser más breve de lo habitual.

7.-¿Qué te influye más a la hora de escribir en cuanto a la temática y la forma de los poemas, el momento que estés viviendo o los autores que tienes entre manos?

Creo que a todos nos influyen ambas cosas. Pero quizá a mí personalmente, me impulse a escribir de inmediato más lo que leo, que lo que vivo.

También puedo decir que cuando vivo algo que me duele en lo personal, no puedo escribir en esos momentos sobre ello. Necesito que el dolor se adormezca para exorcizarlo. Sin embargo, cuando vivo una emoción que me repulsa, o me indigna, el poema me sale a borbotones con toda la emoción de rabia, o de indignación que la provoca.

 8.- ¿Te gustaría comentar algo más sobre tu libro?

Sobre este libro, podría comentar muchas cosas, como que es solidario porque así son los tres últimos títulos que he publicado y cada uno de ellos con una causa distinta, diferentes pero igual de necesitadas de todo el apoyo que se les pueda dar. De este modo, AGUA es solidario con el 100% de todos los derechos de autor, con "La lucha de IKER". Iker es un niño de 5 años con una enfermedad de las denominadas "raras".

También podría comentar que este libro es el principio de un cambio que se irá viendo en mis libros sucesivos, en mi voz poética, en la forma en que la expreso y el modo en que se exponen los poemas.

Debo decir que AGUA fue finalizado y enviado a editorial antes que Los zapatos del indigente, mi anterior poemario publicado por Lastura en 2018, y que fueron creados casi a la vez y, siendo como son diferentes, Agua ya comenzaba visibilizar el estilo de otro poemario que ahora está en editorial esperando su turno y su momento.

AGUA es un punto de inflexión hacia mi nuevo impulso poético. Quizá por eso, Los zapatos del indigente, se le adelantara en el camino editorial para que AGUA, tomara la distancia que precisaba entre mis titulos anteriores y los venideros.  

                                                                                                                      Madrid 2021-10- 05



Enlace de compra

https://www.editorialnuevaestrella.com/producto/agua-poemario-2021-asuncion-caballero-istanbul-editorial-nueva-estrella/