16 de julio de 2018

El Asesinato de Pitágoras




Nunca había oido hablar de Marcos Chicot.
Pero buscando algo ligero para las vacaciones, que mejor que un thriller aunque sea historico, decidí escojer éste que además estaba de oferta como e-book en Amazon.
El libro está bien. Muy leible si te gusta el género.
Se desarrolla, como era de esperar, en la antigua Grecia, alrededor del conocido Pitagorás y su circulo de alumnos o discípulos.
El autor nos presenta a Pitágoras casi como un Jesucristo que quiere expandir sus conocimientos y su poder por todo el mundo entonces conocido. Sus armas son las matemáticas y la geometría cuyo conocimiento es capaz de llevar las mentes y los espiritus a niveles a los que nunca llegaría un simple mortal.
Tras el asesinato de uno de sus más cercanos discípulos, potencialmente candidato a substituir a Pitágoras cuando este se retire, aparece en escena Akamenón, un egipcio que ejerce de detective privado y tambien poseedor de una mente maravilosa capaz de entender algunos de los secretos matematicos y geometricos que Pitágoras enseña a sus discípulos.
También es protagonista Ariadna, la hija de Pitágoras, para que n falte en la historia sus escenas de amor y sexo.
No voy a desvelar mas trama ni naturalmente desenlace.
El que quiera saber mas que lo lea.

Sobre el autor:
Marcos Chicot, madrileño nacido en 1971, ha sido finalista del Premio Planeta en 2016 con una novela titulada "El asesinato de Socrates"
Si como el título sugiere, se parece a esta, es de temer que el listón de los Premios Planeta esta bajando mucho.

1 de junio de 2018

ASCHEL 2




Ya han pasado cuatro meses desde que ASCHEL DIGITAL vio la luz y en estos meses hemos tenido más de 600 visualizaciones por lo que os damos las gracias  a todos.

El nº 2 viene con  novedades, entre otras :

Hemos ampliado la parte de narrativa  y en vez de tener solo un relato tenemos dos.

Nos cuentan eventos acaecido en otros comunidades y no solo de poesía.

Y la más importante de todas nuestra revista tiene ISSN


De nuevo damos las gracias a todos los colabaradores y también a todos los que nos han hecho llegar sus sugerencias y críticas constructivas para que podamos seguir mejorando. Esparamos también las vuestras

Gracias

 
Aquí os dejo el enlace para que la podáis leer


                                                                   ASCHEL 2 



17 de mayo de 2018

EL VÉRTIGO DE LA LIBÉLULA

Ayer, 16 de mayo de 2018, en la Biblioteca Pública Elena Fortún de Madrid, tuve el honor de presentar a la poeta jienense, Rocío Biedma. Nos acogieron la asociación de Mujeres del Distrito de Retiro, cuya presidenta, Paloma González Setien, siempre abraza la poesía y a las mujeres poetas que prestamos  nuestra voz a la causa feminista.

Estuvimos acompañadas de un público muy entregado entre quienes se encontraban poetas como -en otros-:  Chelo de la TorreAntonio Portillo Casado; Juan Justo López; Antonio Capilla Loma; Nunci Vaamonde Vivian...

Aquí comparto, a modo de reseña, la presentación del poemario.


En primer lugar, quiero haceros con unas leves pinceladas, el dibujo de esta autora que hoy presentamos: Rocío Biedma.

Para ello, necesito una paleta de colores y pintaros de azul y verde, su infancia, mecida por el mar de olivos y las cumbres de Jaén;  y de todos los colores del arco iris su descubrimiento de la poesía.

Porque si existe algo que defina mejor a esta autora, es la palabra hecha ritmo y la música hecha verso. Por eso compone, desde niñas, canciones, himnos y cuentos musicales.

Ha recibido premios como el Nacional “Villa de Mancha Real y el Premio Internacional de Cartas de Amor en Bailén, este último en dos ocasiones distintas; El Internacional de Poesía “Tierra Andaluza”; el Internacional de Poesía “Dolores Ibarruri” de Andújar y el Provincial de Poesía “Antonio de Jaén.

Además de su poesía, Rocío es una requerida autora de prólogos y aunque su obra ha sido publicada en diversas antologías de poetas y revistas literarias, este libro que hoy tenemos aquí en su 2da. edición: “El vértigo de la libélula”, es su primer poemario en solitario.

Al abrir “El vértigo de la libélula”, descubrimos un poemario que es como una melodía, entonada con el aliento fresco de una mujer enamorada de la vida, que tiene la fuerza de la palabra como compañera y aliada en el combate diario por focalizar la belleza de las cosas, en el entorno más inmediato que la rodea.

El poeta Paco Mateos, autor del prólogo de este poemario, le pregunta a su autora: ¿Cómo pudiste volar tan alto, si tu corazón era más grande que tus alas?

Yo creo que esto es posible porque el amor y la música, como un único cuerpo, remolca el diálogo interior de Rocío y que ahora, queda sostenido en las páginas de este libro, a modo de señuelo,  para que sus lectores avancen siguiendo el rastro de las huellas, de ésa libélula amante que habita a Biedma.

En el epílogo del poemario, Rocío nos regala una interesante tesina sobre las libélulas y su simbología. En dicho texto, podemos leer que según la mitología hindú, cuando las personas mueren, sus almas se transforman en libélulas que esperan en la naturaleza hasta renacer en otra persona…y leo la dedicatoria con que Rocío Biedma comienza su libro “a mi Teresilla, a Armando, a Juan, in memoriam”. Y no puedo sino imaginarme a ésos seres queridos para ella, convertidos en libélulas que revolotean a su alrededor para insuflarle vida en forma de versos.

En el libro encontramos la pasión de los besos soñados y el dolor, que como notas de colores en las alas de una libélula, va marcando musicalmente palabra a palabra y verso a verso, allá por donde sobrevuela. Con el objetivo logrado de seducir a los lectores y arrastrarlos con ella allá, adonde la lleven ésas alas multiplicadas, en busca del amante único con el que conformar un tándem eterno y, acaso, mortal.

Porque la vida de nuestra libélula va siempre enlazada a la muerte-vértigo y ésta, es necesaria para volver a reencarnarse quizá, en una alondra o un gorrión,  o en el cuerpo iluminado de la poeta, quien sabe, que a pesar de los colores y el aroma de las flores, la oscuridad acecha y nos mira de frente, dentro, muy dentro, del vacío inmenso y luminoso, en el iris de su libélula, mientras consume su universal acto de amor-entrega.    

Y pienso…Pienso y leo a nuestra autora cuando dice, “la libélula está para recordarnos que todo es posible cuando realmente alcanzamos el entendimiento de que somos parte del universo”.

Y recuerdo el amor de una madre, y pienso que ése es el AMOR UNIVERSAL más fuerte que existe y conocemos. Es el amor-entrega por definición absoluta.

Y ése símbolo de dos libélulas amándose, ése támden en forma de corazón, es el símbolo universal del amor en mayúsculas que encontramos entre los versos, de Rocío Biedma.

Las lectoras y lectores que se acerquen a esta libélula, hallarán un libro lírico, donde la palabra poética le acompañará con la musicalidad del batir de sus alas, revoloteando sobre los gláciles versos que la autora nos dibuja hasta sentir el vértigo que siempre, acompaña a la entrega del cuerpo y de la propia esencia, en el altar último, donde vive y muere, para permanecer eterno, el amor.