1 de febrero de 2017

Por último el corazón (The Heart Goes Last) de Margaret Atwood





Novela. Publicada en 2015 .


Margaret Atwood tiene siempre la habilidad de situarnos en un mundo futuro pero cercano. Puede pasar mañana. Si miras alrededor casi lo ves venir.

Los protagonistas de la novela, Stan y Charmaine, son victimas de la crisis económica y pierden todo lo que tenían y acaban viviendo en un coche.
Por un anuncio, se enteran de un proyecto llamado Positrón, que bajo determinadas condiciones, les ofrece trabajo, hogar y una vida idílica sin complicaciones.
Pasan la entrevista y aceptan participar en el proyecto.
Pero las cosas se complican un poco y acaban envueltos en una aventura con los ingredientes que Margaret es tan hábil en combinar en los que no faltan una buena dosis de humor e intriga.

Espero que la traducción al español  sea buena y que os guste, aunque tengo que decir que esta no es su mejor novela, pero si muy entretenida.
Yo la he leído en inglés,  que es lo que siempre intento si son autores de habla inglesa naturalmente. Ya está traducida al español y publicada por la editorial Salamandra. También se puede adquirir como e-book.
De Atwood solo he leído en español "El asesino ciego", después de haberla leído en inglés, y la traducción me defraudó mucho.

Margaret Atwood es canadiense y con 77 años ya cumplidos es autora de muchas novelas, poetisa, ensayista y escritora de mil y unas cosas más. Sigue activa, en estos momentos adaptando su novela Maddadam para hacer de ella una serie televisiva.
Yo la empecé a leer cundo publicó su primer novela, "La mujer comestible" y desde entonces procuro leer todo lo que escribe.


17 de enero de 2017

VOCES DE MADRUGADA



CentónObra literaria, en verso o en prosa, compuesta 
en su mayor parte de sentencias y expresiones ajenas.


Embotellé aromas que prometí no borrar,
registré voces, arrullos y cantos
que me enseñaron a fabricar sueños;
algo así como chapotear
el vacío existencial.
Los días que siguieron fueron un gran desconcierto
entre la realidad y la fantasía,
que empieza a emerger con cada sorbo
buscando en medio de la penumbra
ese mundo íntimo que une y entusiasma.
Siempre que repaso mi infancia
todo vuelve a oscurecerse como antes:
el mismo ritual de todos los días
─no podía apartar la vista de aquel retrato─
La puerta se abrió y entró la persona
que hasta entonces solo conocía por referencias,
algo que acaricia la mejilla y no podemos definir;
equivocó la mirada;
en el fondo siente lástima.
Todavía tenía los sentimientos a flor de piel;
el dolor había desaparecido,
pero la vida también me negó esa satisfacción:
doble ración de realidad,
el corazón me dio un vuelco
y de pronto me sumergí
en un torrente de recuerdos.
Era ya la madrugada;
al fin he podido comprender
que lo normal deja de serlo,
que el tiempo ha desvencijado
todos los recuerdos…
Suena el teléfono, lo miro con desgana
y dudo si atender la llamada
hasta el último latido
entonando plegarias de nácar;
nuestras miradas se cruzaron de nuevo
y justo en ese momento
me tocó tu soledad
abrazada al mapa triste y desgarrado
en ese horizonte lejano
lleno de sueños y esperanzas.
El tiempo dictó sentencia:
todo era mentira
pensando volver a la ficción.
Eran…    eran…   eran,
Voces de madrugada.


En la entrada "Voces de madrugada"    podéis lees la reseña que sobre este libro ha hecho Felipe Tajafuerte 

31 de diciembre de 2016

Voces de madrugada

En Voces de Madrugada Jone Miren Asteinza utiliza un verbo fácil, espontáneo y convincente, lleno de metáforas asequibles y descripciones perfectas, para llevarnos a esos lugares pretéritos donde habitan el recuerdo y la nostalgia, el pasado aún es presente y el hoy es una copia del ayer en el que buscamos una respuesta que no termina de llegar, según se deduce de unas frases aleatorias que entresacamos de sus propios relatos.

Las cuatro partes diferenciadas en las que la autora ha dividido su libro nos traen historias verosímiles, sencillas y creíbles, a pesar de la imaginación de la que hace gala en todos sus relatos y de estar inmersos éstos en la ficción.

Para adquirir el libro pinchad en la imagen

En Voces de otros tiempos, la primera parte, nos muestra el desnudo adolescente de su ecografía interior con sabor a moras y olor a trópico, mezclados con los efluvios de la leña, el musgo, la tierra mojada y el dulce rumor de la hojarasca. Todo hace que se abran nuestras compuertas para que, a partir de ahora, entren sus letras en el jardín de nuestra memoria.

En Voces lejanas, la segunda parte,  todo desprende un tinte más otoñal, "esa época en que se dibujan caracolas en la luna, en la que es tan pobre el presente que hay que endeudarse soñando" con historias de traiciones insospechadas, venganzas amargas, distorsiones de la realidad  y un maravilloso relato titulado Ojos de hielo.

En la tercera parte, Voces cercanas, la sonoridad de los argumentos de sus narraciones nos deslumbra con brotes de erotismo, sorpresa y humor. Tan cercanas son sus voces que todas las historias están relatadas en primera persona, aunque en Un pijama frío utilice la segunda para referirse a esa misma primera persona. Y un cuento con verdadero empaque: Recuerdos rotos.

Finaliza con Microvoces y, en esta última parte, nos muestra la delicia de diecisiete microrrelatos. Con la brevedad requerida, alguno de tan sólo línea y media. No sabría con cual quedarme. Su corta extensión invita a no relegar ninguno.

Es cierto que los relatos cortos incitan a una segunda lectura. A mí me ha ocurrido con el libro entero y lo he leído dos veces casi seguidas para degustar todos sus matices. Aunque la totalidad de las narraciones dejan un bouquet agradable, redondo, siempre hay alguna que sacia más las apetencias del lector. Por particularizar, ya que cada cual tiene sus gustos, destacaría, respectivamente en cada una de las partes en que se divide la obra, los siguientes: Sabor a moras, Ojos de hielo, Recuerdos rotos y entre los microrrelatos quizás La búsqueda.

Luismi nos hizo esta foto a Miren y a mí

A pesar de no haber podido asistir a la presentación de Voces de Madrugada, como sí hice en Madrid con su primer libro La escritora y el enterrador y otros relatos, en un viaje reciente a Barcelona, tuve la oportunidad de pasar un par de horas muy agradables con Jone Miren Asteinza. Allí, acompañados de nuestros cónyuges, renovamos nuestra amistad y hablamos de proyectos y realizaciones. Durante esta charla, Miren me reveló el nuevo plan en el que está enfrascada. Como ella misma nos dice en el último relato de este su segundo libro, en estos momentos su vida está muy arraigada a la realidad, pero tiene pensado volver a la ficción en un futuro cercano. Así sea.


En la  entrada  "Voces de madrugada"  podéis leer un centón que sobre este libro,  ha escrito  Francisco Espada .