11 de octubre de 2020

La dualidad de los espejos de Asunción Caballero ( Mascab)


Imagen de portada de Nayat Sahraoui

El día 16 de septiembre se presentó en la Biblioteca Pública  Eugenio Trías, antigua Casa de Fieras de Madrid, el libro La dualidad de los espejos de Asunción Caballero (Mascab) con prólogo de la periodista Esther Peñas.

Libro en el que Asunción  con  una prosa sencilla y cercana hace que el lector centre todo su interés en la historia, en esa dualidad que a veces desmonta una vida entera.

En la presentación  participaron la editora, Lidia González, la autora del prólogo y la propia autora.
Presentación que además de ser especial por la situación en la que estamos viviendo,  situación que hizo que la sala tuviera aforo limitado.



Fue especial también porque la prologuista no se limitó a leer su prólogo, como suele ser habitual, sino que leyó un texto nuevo, texto escrito una vez que el libro ya estaba editado y que os dejo aquí a modo de reseña del libro.

Presentación de Esther Peñas Domingo 

Muy buenas tardes. Qué suerte estar aquí, en la Casa de Fieras de El Retiro, un espacio para mí tan querido y tan simbólico. Qué suerte la mía por haber sido convocada por Asunción Caballero a este lado del pupitre, y por poder compartir con cada uno de ustedes, de vosotros, esta salida al mundo de ‘La dualidad de los espejos’, de la editorial Nueva estrella.

 

De izquierda a derecha: Lidia González , Asunción Caballero y Esther Peñas 

Es curioso que sean treinta cuatro lo cuentos que componen este libro. Treinta y cuatro es el número atómico del selenio, un elemento que convierte la luz en electricidad, así como los personajes que nos presenta Asun encuentran la hendidura exacta para transformar la humillación que soportan, su yugo (y la autora describe yugos muy diversos y no siempre evidentes) en una espita que detona la bomba en el corazón mismo de la muerte.

Los personajes de este libro, las mujeres de este libro, en su vivencia de lo cotidiano (y cuando la violencia está tan incorporada a lo cotidiano que apenas si se atisba abre un ángulo del horror difícil de soportar) encuentran la ocasión para ejercer el gozo de su soberanía personal. La ocasión también es una mujer, como saben. Una diosa a la que los romanos representaban desnuda y calva por detrás, para expresar la imposibilidad de asir por los pelos una vez que pasase por nuestro lado. Y lo fascinante es que, así como Asun hace de la escritura de estos relatos un ejercicio de libertad en el que todo discurre con la naturalidad de del agua en el cauce, las mujeres de las que habla no dejan pasar en vano ese momento de fulgor que enmienda sus vidas permitiéndolas ser ellas, cumplirse. Y es bellísimo cómo cuando llega esa epifanía estas mujeres ya no quieren esperar la primavera sino que provocan su llegada.

Desde esa perspectiva no se pasará por alto que la intención de Asun es hacer de la escritura una palanca que transforme el mundo. Puede sonar pretencioso, pero a la postre el uso del lenguaje, hacer del lenguaje nuestra vocación habla en definitiva de dar a la palabra su poder salvífico. En el principio, ya saben, era el Verbo. Salvo que en el caso de Asun su compromiso se desplaza de la palabra misma a quienes les fue arrebatada. Tanto monta. 

Mujeres que precisamente están rodeadas de fieras, fieras que se arrogan la potestad de satisfacer su rijosidad o su lujuria (su necedad al tiempo) sin permiso alguno, fieras que consideran que ellas son un elemento ornamental más allá de lo cual no puede esperarse nada, fieras que tantas veces son respaldadas no tanto por el aplauso del resto como por su silencio.

 Es esta una lectura necesariamente incómoda, por momentos sentirán el zarpazo de la indignación, por momentos el áspero almíbar de lo agridulce. También hay espacio para el resplandor, para el alivio y la reparación. En ningún caso complacencia ni queja fácil.

Disfrutarán de estos relatos, no puede ser de otro modo.

******

Sobre La dualidad de los espejos ha habido más comentarios, como era de esperar,  y aquí os dejo el que la poeta Lucrecia López , ha publicado en Facebook 

Parecía imposible pensar en algo que no fuera la Covid, pero Mascab Asunción Caballero lo ha conseguido. Su increíble libro de relatos " La dualidad de los espejos" hace un recorrido por una serie de historias de personajes de lo más variado que poco a poco te van atrayendo.

En el libro, la intriga y la expectación te conducen por una serie de historias, casi siempre salpicadas por ese espíritu crítico e inconformista que ya conocemos de la autora.

Si reales o no, es algo que el lector o lectora deben juzgar, aunque más de una historia podría tener nombre y apellidos.

Gracias Asunción por este viaje por las vidas de gente que importa, gente que por desgracia olvidamos, vidas en las que no se piensa, vidas que no nos tocan vivir, a veces, aunque sabemos que están ahí. Que sufren, que quieren y merecen más.

Gracias por estos momentos en los que tus relatos me han arrancado, literalmente, de mi realidad.

****** 

Entrevista que  Ángel Arribas  le hizo a Asunción Caballero con motivo de la presentación de su nuevo libro de relatos La dualidad de los espejos.

4 comentarios:

  1. Mi felicitación más efusiva, querida Asunción.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Chelo por traer el diálogo Esther en la presentación del libro.
    Gracias por recoger mi reseña.
    Como ya indiqué, el libro de Asun ya te hace expectante desde su título y el transcurso del mismo zarandea los cimientos de nuestra vida diaria.
    Es un libro que no te deja indiferente.
    Enhorabuena de nuevo.
    Gracias por todo a ambas😘😘

    ResponderEliminar
  3. Um livro que não deixará seu leitor indiferente!
    Um beijinho recheado de luz!🌹🍂🐾
    Megy Maia🌈

    ResponderEliminar

En este blog escriben muchos autores. Te rogamos que, si vas a personalizar el comentario,te fijes en el nombre del autor del post que deseas comentar para dirigirlo a la persona correcta y evitar así confusiones.

Muchas gracias

La administración del Blog